François II

Chapman recuerda cuando vio trabajar a Boris Kaufman durante un rodaje publicitario en NY en la década de 1960: “Observándolo en el plató te dabas cuenta de que aquel hombre estaba literalmente “pintando con luz”: lo único que podías hacer era reverenciarlo…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: